La perspectiva fundamental del precio del petróleo está empantanada por un gran bloqueo

concept about finance and business. girl holding computer with candlestick explosion

Es difícil creer que los precios del petróleo sigan estancados en el estancamiento de una perspectiva bajista extendida, dadas las noticias de China. El banco central recortó las tasas de interés y anunció una serie de medidas destinadas a evitar la depreciación de la moneda. En el proceso, la economía china continúa sufriendo y la actividad económica parece estar desacelerándose, a pesar de las medidas.

A pesar de los impactos económicos negativos que una caída en la producción de petróleo puede tener en la economía mundial, la mayoría de los inversionistas y analistas continúan ignorando el impacto en los precios del petróleo. Un aumento sostenido de los precios del petróleo podría causar estragos en la actividad económica mundial. Dado el hecho de que se espera que la demanda mundial de petróleo se mantenga alta en el futuro previsible, parece poco probable que el petróleo se convierta en un factor significativo en el actual entorno económico y político mundial.

Por el contrario, si los precios del petróleo se mantienen en sus niveles actuales, indicaría que los principales indicadores económicos aún apuntan hacia una recuperación saludable de la economía mundial. Dado que la economía china ha mostrado signos de recuperación, es probable que los precios del petróleo aumenten. Como resultado, el crecimiento económico global se verá afectado y el dólar estadounidense se fortalecerá frente a otras monedas. Estas preocupaciones económicas harán que la Reserva Federal de los Estados Unidos endurezca la política con más frecuencia y empujará al país a la recesión.

Por el contrario, si los precios del petróleo suben, esto hará que el costo del petróleo caiga bruscamente y creará una oportunidad para que los inversores se aprovechen y se beneficien de la caída de los precios. Si las perspectivas económicas actuales son ciertas, las perspectivas económicas futuras también se verán afectadas negativamente, lo que llevará a los inversores a analizar las posibles oportunidades de beneficios.

Para comprender cómo el precio del petróleo puede afectar a la economía estadounidense, los inversores primero deben comprender por qué existe una preocupación tan generalizada en los medios de comunicación sobre el efecto de los bajos precios del petróleo en la economía estadounidense. Hay muchos factores que pueden afectar la oferta y la demanda de petróleo, pero los analistas tienden a centrarse en una cosa: la demanda en declive de China.

China es el mayor consumidor de petróleo del mundo y lo ha sido durante varias décadas. Esto significa que si China sufre una interrupción importante del suministro, los precios en Estados Unidos seguirán su ejemplo. Dado que se prevé una caída de los precios del petróleo, es probable que China experimente una grave desaceleración económica y una pérdida de competitividad en los mercados internacionales.

Sin embargo, China no es la única fuente de petróleo. Los países de Oriente Medio como Irán, Venezuela, India, Arabia Saudita y Kuwait intentarán asegurar su participación en el mercado petrolero para satisfacer la creciente demanda. Aunque se espera que los precios del petróleo aumenten, el dólar estadounidense se mantendrá fuerte porque el dólar estadounidense todavía se considera la «moneda de reserva mundial».

Dado que los indicadores económicos continúan apuntando a una recuperación constante de la economía estadounidense, los inversores deberían considerar la posibilidad de obtener grandes beneficios de la recesión de las condiciones económicas actuales mediante la inversión en el mercado. A medida que aumente el precio del petróleo, los inversores podrán capturar una gran cantidad de beneficios potenciales aumentando su compra de petróleo a precios más bajos.

Sin embargo, hay una salvedad importante cuando los inversores comienzan a mirar los precios del petróleo y cómo pueden afectar a la economía estadounidense. De hecho, cuando el precio del petróleo sube por encima de los 100 dólares por barril, muchos analistas predicen que la economía estadounidense comenzará a tambalearse porque la restricción de oferta que impedía la subida de precios en el pasado se debilitará. En otras palabras, los precios volverán a subir, por lo que los inversores tendrán que volver a recurrir al uso de fuentes alternativas de energía para satisfacer sus necesidades.

Aunque parecería obvio que los precios del petróleo tienen un impacto importante en la economía, esto no significa que los inversores deban lanzarse ciegamente a invertir en petróleo. Todavía existe un gran potencial para obtener grandes ganancias si se hace de la vista gorda ante este sector y se enfoca en otros segmentos de la economía global que pueden experimentar una recesión o incluso una recesión.

El análisis fundamental es un elemento clave en cualquier estrategia de inversión y debe tratarse como tal. Incluso si espera obtener una gran ganancia, sería mejor esperar hasta que la economía se estabilice antes de invertir en petróleo y luego aprovechar la oportunidad centrándose en otros sectores que podrían ver cambios sustanciales.